La importancia de usar casco en una obra

En términos generales, un casco sirve para limitar la presión de un golpe sobre el cráneo, pues por su forma, distribuye la carga sobre la mayor superficie posible y desvía los objetos gracias a su diseño.

Si revisas un casco con detenimiento, éste cuenta con un arnés interno que separa el cráneo de la superficie externa del casco unos 4 o 5 centímetros.

Esta distancia sirve como un amortiguador en caso de la caída de un objeto para que la energía transmitida no pase a la cabeza o cuello.

Se recomienda usar cascos ligeros, que no pesen más de 400 gramos, y deben sustituirse cada cierto tiempo, sobre todo cuando se decoloran o aparecen grietas visibles.

Es interesante compartir el significado que tiene el color de los cascos.

Casco rojo: trabajadores del cuerpo de bomberos.

Casco amarillo: trabajadores y operadores de movimientos de tierra.

Casco azul: trabajadores en el área de la electricidad, carpinteros y operadores técnicos.

Casco blanco: usado por los arquitectos, ingenieros, gerentes, supervisores y capataces.

Casco gris: para visitantes del sitio.

Casco naranja: también usado por electricistas.

Casco verde: para oficiales de seguridad.

En el caso de México, la NORMA Oficial Mexicana NOM-115-STPS-2009, titulada “Seguridad-Equipo de protección personal-Cascos de protección-Clasificación, especificaciones y métodos de prueba”, establece las características que debe tener cada casco de seguridad así como las pruebas para determinar su resistencia.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: